ÍNDICE DE PERCEPCIÓN DE CORRUPCIÓN

ÍNDICE DE PERCEPCIÓN DE CORRUPCIÓN

Bajo el mandato de Jimmy Morales, Guatemala alcanza el mayor nivel de percepción de corrupción en la historia

Guatemala, 29 de enero de 2019

El gobierno del presidente Jimmy Morales no logró modificar la percepción de gran corrupción que ha existido en el país en la última década y su gestión no ha representado ningún cambio en comparación con los gobiernos considerados más corruptos, como es el caso del Partido Patriota. Por el contrario, durante la gestión de Morales, Guatemala ha bajado ocho posiciones en el ranking del Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional.

Este año, con 27 puntos, el país se ubica en la posición 144 de 180 países, la calificación más baja de la historia. Guatemala está entre los últimos lugares de la región latinoamericana, junto a países con gobiernos autoritarios, como Venezuela y Nicaragua, o Estados fallidos, como Haití.

Además, puntea una nota más baja que el promedio de los países de África Subsahariana, que se califica como la región percibida con mayor corrupción en el mundo.

Esta alta percepción de corrupción que afecta al país no tiene visos de revertirse en el corto plazo, dado que aún falta un año del actual gobierno, que ha concentrado sus esfuerzos en procurar la expulsión de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), incluso realizando actos en contra del Estado de Derecho, situación que probablemente contribuirá a bajar la calificación en el país.

El IPC mide la percepción de corrupción de la sociedad guatemalteca (ver anexo: fuentes), que evidentemente tiene una imagen de gran corrupción en el país. Esta percepción negativa, en términos de ausencia de transparencia, se ha visto fortalecida con la expulsión de la CICIG, denotando un sistema de gobierno que se niega a combatir la corrupción.

Infructuosamente el gobierno ha querido utilizar la Alianza para el Gobierno Abierto con fines propagandísticos, para proyectar una imagen de transparencia, pero estos intentos han resultado estériles, tal y como lo demuestra la baja en la puntuación de Guatemala.

La profundización de la percepción de corrupción, resultado de la expulsión de la CICIG y la baja puntuación en el IPC, obstaculiza la posibilidad de atraer más inversión al país, en los montos que se requieren para un crecimiento económico sostenible.

Así mismo, la baja puntuación en el IPC de este año, quiere decir que indicadores que miden otras áreas de la democracia tendrán índices bajos también, pues como revela el informe publicado hoy por Transparencia Internacional, el continuo fracaso por controlar significativamente la corrupción está contribuyendo a una crisis de la democracia en todo el mundo.

“Accion Ciudadana, por una Guatemala democrática, libre de corrupción”

Para ver la Infografía dar clic AQUÍ

Para leer el Informe IPC 2018 completo haz clic AQUÍ

NOTAS DE PRENSA