ONG’s al servicio del acceso a la información pública

La sanción moral continua siendo uno de los principales modificadores de comportamiento al interior de las sociedades, principalmente aquellas en las que la confianza en las instituciones y funcionarios públicos se encuentra debilitada o ha dejado de existir por completo. Dicha desconfianza en las instituciones parte de una arraigada concepción cultural, en la que se determina a priori la corrupción del poder político y todas sus manifestaciones en los cargos administrativos.

Cabe notar, que el debilitamiento de las instituciones gubernamentales y la desconfianza en el servidor público se incrementa cuando se desconoce la labor que este desempeña tras alcanzar el poder que reside en las esferas decisorias de la sociedad. Es aquí, en este desconocimiento de la labor desempeñada, donde entran en juego las Organizaciones No Gubernamentales como la Fundación Cívico-Social Pro Cartagena (FUNCICAR), con 20 años trabajando por el fortalecimiento de la democracia y la ciudadanía en la región, se le ha apostado a las nuevas tecnologías informáticas y al incremento de la tendencia en la utilización de redes sociales como mecanismos de divulgación información global. La utilización de Facebook, Twitter, Youtube y mail marketing, han sido claves para la presentación de resultados obtenidos con cada proyecto desarrollado.

El observatorio al Concejo de Cartagena y Asamblea de Bolívar, como proyecto liderado por Funcicar, puede considerarse como una de los principales canales de información entre la ciudadanía y sus representantes políticos. La labor desempeñada por Concejales y Diputados en sus respectivas corporaciones, es puesta a disposición de la ciudadanía Cartagenera y Bolivarense, a través de las redes sociales mencionadas anteriormente. Cronograma de controles políticos, audiencias públicas, rendiciones de cuentas, denuncias e intervenciones, entre otros, son divulgadas por la fundación para el aprovechamiento del individuo que desea conocer el desempeño de los cabildantes.

El proyecto se ha caracterizado por buscar la manera de medir el desempeño de cada cabildante, a través de indicadores cuantificables, que se aparten de lo subjetivo y permanezcan dentro de lo objetivo. El desarrollo de indicadores parte de un análisis histórico de las deficiencias evidenciadas en las instituciones de la región. Es entonces como surgen los indicadores de asistencia y permanencia, para mostrarle a la ciudadanía quienes realmente hacen parte de los debates frente a los temas de ciudad, cuantos asisten a las sesiones y que tiempo permanecen dentro de las mismas; con lo anterior se busca acabar con las remuneraciones salariales injustificadas.

Por otra parte, se pone en práctica el indicador de “contenido de la intervención”, con el fin de evitar el divagar que se evidenciaba en los debates y la falta de manejo de los temas tratados; el contenido de la intervención se define como todas aquellas intervenciones que hagan referencia directa a un aspecto jurídico o técnico, es decir donde el cabildante sea capaz de sostener su intervención en una ley, norma o estudio técnico con cifras comprobables.

Tras el diseño y aplicación del proyecto, se hace la presentación de resultados a la ciudadanía contando con todas las redes de difusión de la información, buscando abarcar la mayor cantidad de público interesado, acabando con las barreras impuestas por tiempo, distancia, recursos, claridad en la información solicitada o simple desconocimiento de los derechos del ciudadano.

Un débil desempeño en el cumplimiento de la labor por parte de Diputados y Concejales, ha generado rechazo y reproches desde la ciudadanía, creando así en los funcionarios un necesario acercamiento a lo comprendido en la constitución y en los reglamentos internos de cada corporación. Debemos reconocer que las autoridades locales como Concejales y Diputados, suelen ostentar su posición por varios periodos, bajo la aplicación de las ya conocidas maquinarias electorales, por lo cual es evidenciable la modificación del comportamiento al ver amenazada su posición dentro de las corporaciones públicas. La capacidad de modificar el comportamiento a través de la sanción moral ejercida por los representados, desencadenara inevitablemente en un fortalecimiento de las instituciones públicas ya que las consecuencias legales se harán presentes y serán reclamadas constantemente por aquellos ciudadanos inconformes con la labor desempeñada.

Promover la transparencia parte entonces de garantizar el acceso a la información oportuna y clara, generar un espacio donde el ciudadano pueda estar enterado de lo que ocurre en los espacios de toma de decisión política y construir un concepto informado sobre quienes son las autoridades locales que los representan y la función que cumplen frente a la suscitación de las necesidades de la ciudad y el departamento.

La utilización de nuevas tecnologías como las aplicadas en este proyecto, pueden ser aprovechadas para promover la transparencia en todas las instituciones públicas. Generando grupos de presión que visibilicen el desempeño de los funcionarios de la administración, a través de las ya populares y necesarias redes de sociales. Facilitar el acceso a la información oportuna y clara, evitar que sean las mismas instituciones observadas las que decidan qué información compartir y en qué momento hacerlo, es la clave para generar un fortalecimiento de la democracia a través de la trasparencia en los procesos administrativos y políticos del país.