Panamá pampers

Con el inicio de la semana se anunció una nueva entrega de información más detallada y completa del sonado caso papeles de Panamá. Luego de la primera oleada de reacciones a nivel planetario que en algunos países llego a tsunami como en Islandia, donde el primer ministro se vio forzado a renunciar por las masivas protestas ciudadanas en rechazo al ocultamiento que hizo de las sociedades que poseía en la nación istmeña, ahora toca examinar hasta donde este escándalo ha movido o no las reglas del juego en torno a las plazas offshore.

A juzgar de lo actuado y dicho por diferentes gobiernos, si habrá movimientos que cierren espacios al ocultamiento de nombres detrás de las offshores y mayores presiones para detectar a los evasores de impuestos. El mismo gobierno panameño se comprometió con su homólogo de Japón, durante una visita del presidente Varela a ese país, a colaborar con las autoridades fiscales de esa potencia para conocer si ciudadanos nipones son accionistas en ese paraíso fiscal con motivos de evasión fiscal.

Por su parte, el presidente Obama anuncio la semana pasada la adopción de medidas ejecutivas que obliguen a los bancos a tener mejores controles para conocer quién está detrás de las empresas que operan las cuentas bancarias. El mandatario insto al Congreso a legislar para contrarrestar la evasión fiscal y otras formas de corrupción, calificándolas de “injustas y negativas” para las economías nacionales y que quienes terminando pagando los costos de estas maniobras, son el resto de contribuyentes que dejan de recibir los servicios que los Estados deben brindar con los recursos evadidos al fisco.

Con la entrega publica de la base de datos el día de ayer por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en ingles), en cada país seguro volverán a levantarse oleadas mediáticas cuando salgan a luz nombres de prominentes políticos, empresarios y otros personajes de dominio público. Siendo Guatemala el sexto país con mayores usuarios del bufete Mossack-Fonseca, los espacios noticiosos serán abundantes en conjeturas y especulaciones.

Pero lo realmente importante para nuestro país, es que al igual que lo están haciendo países del primer mundo, se tomen medidas concretas que regulen el uso de esta figura a fin de que no sea más un refugio seguro para la evasión fiscal o el resguardo de capitales mal habidos por corrupción u otra forma de ilícitos.

Ya de por si el sistema económico mundial está castigando fuertemente a la mayoría de la población que en muchos casos como el nuestro padece de desnutrición, enfermedad y desempleo, dadas las abismales brechas de ingreso entre un pequeño segmento que concentra la mayor porción de riqueza de las naciones, frente a crecientes mayorías que carecen de lo necesario para asegurar su subsistencia, como para seguir ahondando esas diferencias mediante la creación de mecanismos subterfugios como las offshores que dan cabida a capitales grises y negros sin los cuales no se explicaría el aumento de las actividades criminales en todo el mundo.